Jueves, Febrero 22, 2018

Texcoco el debate sobre el salario mínimo

MTI/ Texcoco Mass Media/Claudia Gutiérrez
Publicada: Febrero 12, 2018

El salario mínimo condiciona el poder adquisitivo de las familias mexicanas.TEXCOCO PHOTO

Agrandar esta imagen

El debate sobre el salario mínimo afecta de manera directa o indirecta a las economías mexicanas.TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, México.- (Texcoco Press).- Desde que Donald Trump llego a la presidencia de Estados Unidos se ha cuestionado las ventajas y desventajas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, aquella colaboración que incorporó hace 24 años a México en un intercambio de importaciones y exportaciones con Canadá y Estados Unidos, durante los últimos meses ha sido renegociado, siendo una de las principales peticiones de los países del norte, un aumento en los salarios en México.

La situación del salario mínimo en el país desde hace años es un reclamo constante de los trabajadores, “el dinero ya no alcanza como antes”, es la frase que todos los días se hace presente en los hogares de los mexicanos, “unos centavos de más no cubren nada”, suelen decir las personas ante los 5 u 8 pesos que cada año se llega a aumentar el salario; según un estudio de la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde hace 10 años el salario mínimo se ha reducido.

En Texcoco gran parte de la oferta laboral de la zona maneja un salario mínimo, mismo que es gastado en pasajes, renta y comida, algunas familias sobreviven diariamente con lo justo o incluso menos; por lo que un debate sobre un ‘gran’ aumento en el salario, creen será la solución a una larga jornada laboral, a horas muertas en el tránsito para ir de casa al lugar de trabajo o escuela y de regreso, pero es un arma de doble filo que sólo puede traer desilusión a los trabajadores pues los inversionistas dejarían ser venir al país si ya no existe la mano de obra barata.

Según el Informe de Salarios 2016-2017 de la ONU, en México desde el 2006 los salarios disminuyeron un 40%, siendo uno de los más bajos en Latinoamérica; algunos especialistas han expuesto que se necesita más de 90 pesos diarios para poder cubrir la canasta básica de los ciudadanos, siendo un aporte justo para desarrollar sus actividades, sin que sea un aumento considerable para que toda una familia viva con lujos.

Un salario bajo tiene grandes repercusiones en el desarrollo de las familias, no pueden aspirar a tener mayores estudios si se ven limitados “o comer o a la escuela”, mientras que para otras personas no hay de otra, tienen que salir a las calles a buscar la manera de traer dinero a los hogares, dejando sueños y aspiraciones en la puerta de sus casa para poder vivir.

De esa forma, el debate sobre el aumento al salario mínimo es un impacto directo en las economías de las familias, mismo que debe ser prudente y estudiado con sus consecuencias a largo plazo, sobre todo en cuestión de inversión y generación de empleos; pero al mismo tiempo queda de manifiesto que de no controlarse como debe, convertirá a más familias en una pobreza moderada, aquellas invisible ante los ojos de las autoridades.

© 2018 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros