Domingo, Enero 21, 2018

Texcoco Arte
Elisa Carrillo ilumina el Salón Los Ángeles

MTI/ Texcoco Mass Media/Nicolás Maldonado Meraz
Publicada: Enero 13, 2018

El establecimiento de baile con mayor tradición en la ciudad de México, el legendario Salón Los Ángeles, se transformó la noche de este jueves 11 de enero en un enorme salón de ensayos de ballet con la iniciativa “Baila por México”, impulsada por la Primera Bailarina del Staatsballet de Berlín, Elisa Carrillo. FRANCISCO SEGURA//CULTURA//TEXCOCO PHOTO

  • El objetivo fue recaudar fondos para reconstruir viviendas dañadas por los sismos del pasado septiembre

CIUDAD DE MÉXICO / TEXCOCO.- (Texcoco Press).- El establecimiento de baile con mayor tradición en la ciudad de México, el legendario Salón Los Ángeles, se transformó la noche de este jueves 11 de enero en un enorme salón de ensayos de ballet con la iniciativa “Baila por México”, impulsada por la Primera Bailarina del Staatsballet de Berlín, Elisa Carrillo.

El objetivo: recaudar fondos destinados para la reconstrucción de viviendas en el Estado de México, afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Los donativos serán sumados a los de la Fundación Elisa Carrillo Cabrera, la cual ya cuenta con fondos obtenidos principalmente en Europa y Estados Unidos y que suman más de 15 mil dólares, los cuales en una primera etapa han permitido el inicio de la reconstrucción de 10 viviendas en Ozumba, Estado de México.

“Es un evento que me emociona mucho. Mi fundación es muy joven, con apenas cinco años de existencia y no tenemos muchos recursos, pero lo poquito que llegue lo vamos a dar porque sé que va a servir”, dijo la bailarina, Embajadora de la Cultura de México, en un breve encuentro con medios de comunicación antes de comenzar las actividades.

Aún no eran las 6 de la tarde y mientras se escuchaban temas de son cubano como música de fondo, mallas, leotardos y zapatillas comenzaron a invadir la pista de baile que en otras ocasiones recibe a amantes al danzón, chachachá, swing y mambo.

Bailarines profesionales, amateurs y personas que les gusta bailar participaron en una clase de calentamiento de ballet clásico impartida por la propia Elisa Carrillo.

Alrededor de un centenar de participantes de todas las edades, desde niños hasta personas de la tercera edad, jóvenes en silla de ruedas o con alguna discapacidad, se distribuyó a lo largo de los  mil 300 metros de duela de madera, frente a diversas barras de ballet portátiles.

“Esta es una oportunidad de hacer danza en un lugar diferente (...) Haremos una clase sencilla que los bailarines profesionales hacen como rutina de trabajo. Para las personas que están entre el público podrán darse cuenta que el ballet es algo maravilloso que tiene que ver con postura, elegancia”, expresó Elisa Carrillo desde el escenario donde habitualmente se colocan las orquestas y bandas musicales.

La bailarina mexicana estuvo acompañada de su esposo y primer bailarín del Staatsballet de Berlín, Mikhail Kaniskin, quien supervisó a los alumnos junto a un grupo de bailarines de diferentes compañías que sirvieron de apoyo.

Elisa Carrillo también corrigió algunas posturas, posiciones y giros. “Lo importante es sonreír y divertirse”, aseguró. A la mitad de la clase y con la respiración agitada reconoció entre risas: “Yo también me estoy cansando, es la primera vez que hablo mientras hago calentamiento”.

La clase transcurrió durante poco más de una hora para culminar con una serie de cuatro movimientos que buscan ser representativos de la iniciativa “Baila por México”: el puño en alto, la forma de un corazón hecho con las manos, el saludo a la bandera y un gesto que simula un abrazo.

“Cuando uno está lejos y te enfrentas a momentos difíciles, la fuerza te la da tu sangre y tus raíces. Nunca me olvido de mi país. No hay que darnos por vencidos. Espero que esta campaña pueda seguir y podamos seguir apoyando”.

El evento continuó con la música en vivo interpretada por Ramón Cedillo y su Big Band que incluyó temas de diferentes géneros como salsa, cumbia, danzón y chachachá, además de la impartición de una clase de mambo.

La bailarina firmó autógrafos a niñas y jóvenes que con su foto en mano se acercaron a ella e hicieron una larga fila. Entre los asistentes se encontraba el compositor mexicano Arturo Márquez.

CULTURA/CGP/ANOTO

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros