Martes, Enero 23, 2018

Texcoco pirotecnia deja huella en el asfalto

MTI/ Texcoco Mass Media/Claudia Gutiérrez
Publicada: Enero 03, 2018

La pirotecnia es uno de los oficios más riesgoso de algunos poblados cercanos a Texcoco.TEXCOCO PHOTO

Agrandar esta imagen

Las manchas blancas en aceras y asfalto, son la huella de fuertes detonaciones de polvora.TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, México.- (Texcoco Press).- Las vacaciones decembrinas traen consigo tiempo libre en niños y jóvenes, que pasan algunas horas en la calle, quemando y lanzado cohetes, espantan a perros, utilizan botes para aumentar el sonido de la detonación e intentan quemar el pasto seco de algunos terrenos; aquellas fechorías que parecieran inocentes, son más peligrosas de lo que aparentan.

Los ratoncitos, las palomas en sus diferentes tamaños, los tronadores, las luces de bengala, bolas de humo, efecto volador; todos son artículos de pirotecnia que pueden ser adquiridos por cualquier niño en el municipio, sobretodo en épocas festivas como las nacionales y en las decembrinas; donde suelen colocarse vendedores de temporada en zonas transitadas para la venta de los mismos, sin importar el potencial peligro que representan para toda la población.

Cerca del municipio de Texcoco, hay poblados que sobresalen por tener familias que se dedican a la venta y elaboración de castillos pirotécnicos para fiestas patronales, surten bombas y tronadores, que son un rasgo característicos de las festividades de la zona, anuncian misas principales y el camino que va recorriendo la imagen al salir a las calles; pero también algunos vendedores se dedican a la venta sin más protección que un extinguidor.

La venta de cohetes siempre ha sido un tema discutido con voces a favor y en contra, quienes defienden su oficio por ser lo único que han conocido y otros, quienes con temor, temen volar un día, pues la pirotecnia es altamente inflamable, y suele arrasar con locales, uno tras otro, en serie, hasta que el fuego pueda controlarse; situación que se agrava con accidentes en mercados como el de Tultepec.

En días reciente el accidente de un joven futbolista mexicano, ha dado la vuelta a las redes sociales, su rostro con quemaduras de primer grado, es una de las pruebas de los riesgos que trae quemar cohetes, pues uno de los explosivos se detono cerca de su rostro, causando quemaduras, que lo alejarán de la cancha durante dos semanas.

A esto se agrega, la muerte por infartos de perros que ante el daño que provocan las detonaciones en sus oídos, buscan un refugio seguro para alejarse, pero al no tener más espacio que un departamento, el miedo y la molestia se apodera de ellos hasta que llegan morir; dicha situación se originó en Perú, donde hizo eco resaltando el hashtag, #NoALaPirotecnia, para concientizar sobre la quema de cohetes.

De ahí, que las autoridades deban ejercer mayor control sobre la venta, los lugares destinados, las medidas de seguridad y alertar a la población sobre su detonación en las calles, pues los accidentes no discriminan, no importa la edad, sí son quienes detonan o sólo son vecinos que pasaban por el lugar.

© 2017 MALDONADETTI 

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros