Miércoles, Noviembre 22, 2017

Texcoco comer en la calle, hábito peligroso

MTI Texcoco Mass Media/Claudia Gutiérrez
Publicada: Noviembre 09, 2017

Antojos y poco tiempo aumentan la disposición a comer en la calle.TEXCOCO PHOTO

Agrandar esta imagen

La preparación de los alimentos suele llevar más grasa.TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, México.- (Texcoco Press).- Comer en la calle es un hábito que por comodidad, poco tiempo o por antojo se ha apoderado de cientos de habitantes en el país; en el municipio de Texcoco cada calle alberga varios negocios dedicados a la comida, fondas, restaurantes, comida para llevar, alimentos vegetarianos, para deportistas, pizzas, hamburguesas, garnachas, tacos, son los que más abundan y que en exceso, terminan por provocar enfermedades derivadas de una obesidad.

La vida sedentaria, ir al trabajo o la escuela, comer en la calle, comprar unas papas a la francesa por antojo, regresar a casa y estar sentados o acostados frente a un dispositivo móvil, con nula o escasa actividad deportiva, ha generado que México sea uno de los países perteneciente a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), con mayor tasa de obesidad en adultos y niños, ocupando el segundo lugar, sólo detrás de Estados Unidos.

Hace días el medio de comunicación Reporte Índigo, publicó que comer en la calle aumenta 30 por ciento de peso, lo que provoca mayores posibilidades de padecer enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, ácido úrico elevado, trastornos cardiovasculares, entre otras más; situación que condiciona la vida de las personas a pastillas y chequeos médicos.

En dicha publicación, la nutrióloga Virginia Tijerina, comento que estudios sobre la comida en la calle han arrojado resultados sobre el aumento de 30 por ciento en el peso debido a la forma en que se preparan los alimentos, ya que contienen altos niveles de grasa y se sirven en grandes porciones, aunado a la venta de refrescos y aguas de sabor con alto contenido de azúcar, lo cual la nutrióloga considera un problema.

En el país, la OCDE ha señalado que son las mujeres más propensas a aumentar de pesos desde edades jóvenes y que factores sociales y educativos son los que generan el alto nivel en cifras de obesidad, que se ha convertido en una pandemia, ya que a pesar de existir países en conflictos bélicos o en extrema  pobreza que sufren de hambruna, la mayoría atraviesa por grandes cantidades de personas obesas.

Ante eso la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación (FAO) ha destacado que Latinoamérica ha pasado de luchar contra el hambre a sufrir epidemia de sobrepeso, pues tan sólo en el Caribe se estima hay 140 millones de personas con sobrepeso u obesidad, destacando países como México y Bahamas.

De esa forma, el aumento en comercios o locales destinados a la comida, son un indicio de que los texcocanos y habitantes de otros poblados se han volcado por la comida en fondas o restaurantes, prefieren comprar un rebana de pizza para calmar el hambre mientras llegan a sus destinos, ignorando lo que el sobrepeso y la obesidad pueden causar a largo plazo en su salud.

@ 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros