Viernes, Octubre 20, 2017

Acolman:
La apretada conciencia de quien elige

MTI/ Texcoco Mass Media/Nicolás Maldonado Meraz
Publicada: Octubre 11, 2017

Alfredo del Mazo en Acolman el 3 de abril de 2017. Iniciaba la campaña rumbo a la gubernatura. FOTO AGENDA MEXIQUENSE//TEXCOCO PHOTO

ACOLMAN.- Los nombramientos en cargos gubernamentales se realizan en consideración a diversas aristas del investido, no siempre se otorga por capacidad, o por desempeño profesional o por una conducta ética y moral irreprochable; de igual manera, el momento o la circunstancia que en ese lapso se vive o se antoja pueda venir en lo inmediato es una arista más que influye en el ánimo del gran elector.

La apretada conciencia de quien elige no es más que eso, un ejercicio de conciencia, lo que no abona, ni por mucho al colectivo que gobierna.

La política no es únicamente conciencia, si como bien escribía el inmenso Jaime Torres Bodet que, la ciencia sin conciencia es caos, la ciencia política tiene como uno de sus  ingredientes la conciencia, pero no es el todo para tomar decisiones acerca de personas que operaran sobre la carne y sangre de millones de seres humanos.

El fin último de la conciencia política, es poder mirar los diferentes puntos de vista de manera objetiva, tratando de armonizarlos y lograr conciliación, sin imponer ni permitir imposiciones de cualquier índole, lo que no sucede en el caso de algunos nombramientos en el gobierno del Estado de México.

El nombramiento de Darío Zacarías Capuchino, como secretario de desarrollo agropecuario del gobierno de Alfredo del Mazo, ha crispado el ánimo social en los municipios del Valle de Teotihuacan. Militantes de todas las edades lamentan esa designación, porque a pesar de haber sido llamado a ocupar la secretaría de organización del Comité Directivo Estatal (CDE), del Partido Revolucionario Institucional (PRI), porque a pesar de haber sido alcalde en dos ocasiones de Acolman fue derrotado ese partido en el municipio. El computo arroja la derrota del PRI en solitario, ya con los otros partidos de la coalición obtuvo el triunfo Alfredo del Mazo, que no el PRI. Lo que siguió es otra cosa.

Ese nombramiento parece haber sido con dedicatoria para facilitar que el partido Morena alcance un triunfo en cuando menos dos municipios del Valle; Acolman y Teotihuacan, donde el trabajo del alcalde no satisface ni siquiera a sus más cercanos.

La desbandada priista ha comenzado en algunos municipios de aquella región. El desacuerdo de tener un gabinete con un notorio perdedor y con una hoja de vida de poca monta, ha desanimado particularmente a las nuevas generaciones que algún día soñaron formar parte del partido fuerte y vigoroso que en otro tiempo fue el PRI.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros