Jueves, Noviembre 23, 2017

Política Crítica
La división en Morena
Alejandro Francisco Gutiérrez Carmona

MTI/ Texcoco Mass Media/Alejandro Francisco Gutiérrez Carmona
Publicada: Septiembre 11, 2017

TLAXCALA / TEXCOCO.- Diversos medios periodísticos, tanto nacionales como regionales, han publicado en sus notas periodísticas que hay una división en el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), este partido político está a la vista del panóptico público debido a la elección interna de su candidato para ocupar el cargo de coordinador territorial del partido en la Ciudad de México y por lógica ser el candidato a Jefe de Gobierno de la ciudad.

El procedimiento para elegir a dicho candidato fue por medio de una encuesta realizada por integrantes del mismo partido. Sólo se entrevistaron a 1,311 personas, un número muy reducido en relación con el número de habitantes de la ciudad. Casualmente se visitó al historiador Lorenzo Meyer para que contestara dicha encuesta y después lo hiciera público con Carmen Aristegui. Los resultados de la encuesta arrojaron que Martí Batres tuviera el 41.9% como el más conocido, en segundo lugar Ricardo Monreal 37.2%, en tercero Claudia Sheinbaum 24.7% y por último Mario Delgado 20.9%. Sin embargo, los porcentajes cambian cuando se le preguntó a la gente por su preferencia para ser candidato de Morena en la ciudad, Claudia Sheinbaum 15.9%, Martí Batres 10.1%, Ricardo Monreal 9.7% y Mario Delgado 4.2%.

Los resultados fueron aceptados de manera formal por Martí Batres y Mario Delgado, al ser los primeros en usar sus redes sociales para felicitar a su compañera palaciega de partido. Pero el que tuvo una reacción negativa fue el político Ricardo Monreal ex coordinador de la campaña presidencial en 2012 de Andrés Manuel López Obrador. Más de 10 encuestas de diversos medios de comunicación daban como ganador a Ricardo Monreal, menos la encuesta de Morena. Este acto refleja una división al interior de ese partido, por el simple hecho de que Ricardo Monreal ha sido una pieza clave en el tablero político de Andrés Manuel López Obrador, pero en esta ocasión, no fue favorecido por la famosa encuesta.

De forma inmediata, Ricardo Monreal reaccionó ante dichos resultados y proclamó con todas sus letras, una lucha por la transparencia y la democracia al interior de ese partido. Su propuesta fue que se llevara a cabo otra encuesta con diversos métodos, e incluso, encuestas espejo, pero de inmediato la ganadora Claudia Sheinbaum, en lugar de optar por el dialogo con su compañero de partido, le grabó un video, regañándolo y diciéndole enérgicamente que aceptara los resultados; sin tener el menor tacto político para dialogar con su propio compañero de partido, imagínense ¿qué hará si llegará a gobernar la ciudad con la oposición? O simplemente con los que no comulgan con su dogmatismo político. El mismo Gerardo Fernández Noroña aconsejó que hubiera una figura política y práctica para llevar a cabo el dialogo y las buenas relaciones entre los compañeros de ese partido.

La fractura ya está hecha, en este sentido, lo único que se percibe es que en Morena no hay respeto por los militantes, al contrario hay un maltrato a la militancia que alza la voz para proponer una trasparencia al interior de ese organismo. Es triste observar cómo tratan a su propio compañero de partido, en Morena no hay respeto entre ellos, y mucho menos unidad, ya se empiezan a vislumbrar las tribus que seducen al de arriba; lo que representa Ricardo Monreal en la política mexicana es su hábil y estratégico discurso que utiliza para establecer relaciones con diversas corrientes políticas. La división en Morena es el claro ejemplo de que dicho partido no tiene un objetivo claro para proponer una verdadera transformación del país. Entre sus propios militantes hay un desacuerdo en las ideas principales, una de vital importancia, fue el procedimiento que se utilizó para designar a dicho coordinador territorial, pero además, la propuesta clave que propone Andrés Manuel López Obrador es equivocada, ya que para él el problema del malestar social del país radica en la corrupción. Sin embargo, cualquier teórico promedio entendería que ese no es el problema principal, la problemática del malestar social del país tiene que ver con un problema estructural, es decir, con el modelo económico neoliberal en el que está sumergido. El discurso de la corrupción se derrumba contundentemente, ya que Morena tiene de nueva cuenta en sus filas políticas a René Bejarano, uno de los personajes que ha sido señalado en actos de corrupción. La división en Morena es contundente y refleja el alto grado de sectarismo que hay en ese partido político. No hay recetas mágicas para transformar el país, lo único que se tiene es la organización de las clases más desprotegidas para que alcen su voz y se rebelen en contra de la clase dominante que tanto daño le han hecho a este país. 

Doctor en Historiografía en la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco
Coordinador General de la Universidad de Ciencias y Artes del Potosí (UCAP)
Facebook: Alejandro Gutiérrez
Twitter: FILOHISTO
Correo electrónico: gucafco1986@gmail.com

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros