Viernes, Noviembre 24, 2017

Acolman, la derrota de la casta “dorada”

MTI/ Texcoco Mass Media/Francisco Gamaliel
Publicada: Julio 15, 2017

Agrandar esta imagen

"La puñalada que me diste fue trapera......." Del Mazo Maza y Zacarías Capuchino. FOTO FACEBOOK//TEXCOCO PHOTO

ACOLMAN, México.- (Texcoco Press).- El paso del tiempo derrumba famas y perversidades. A flote han salido en el Comité Directivo Estatal las relaciones del tercer tipo que sostiene el presidente municipal con licencia, Dario Zacarías Capuchino, quien fue derrotado en Acolman por la “maestrita” como le llamaban en el equipo de ese empleado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el Estado de México en carácter de secretario de organización.

El tiempo pasa facturas, el cacique de Acolman es comparado con el de Texcoco, Higinio Martínez, éste último con mejor suerte. Martínez ha perfeccionado el arte de la traición, del juego en dos y hasta en tres pistas y ha usado a personas con escaso talento, pero si con el marcado complejo de inferioridad, para acumular poder, propiedades y riquezas de diversas índole; a cambio del reparto de algunas miasmas derivadas de la corrupción que envuelve la vida gubernamental de Texcoco.

En Acolman las cosas no son distintas. Es el municipio de la región del Valle de Teotihuacan más inseguro. El índice de delitos de alto impacto le hace ser un municipio sobresaliente en el entramado de las inseguridad de la entidad. El alcalde con licencia, quien presume de liderazgo y control, mostró su incapacidad al ser derrotado su partido en el pasado proceso electoral, salvado el resultado final solamente por la suma de los votos obtenidos por los partidos de la coalición.

Acolman a pesar de estar bajo la férula del gabinete regional comandado por la secretaria de turismo del Estado de México, no da muestra de haber crecido en ese renglón, ni con el Ex convento agustino, obra destacada de la arquitectura colonial. La incapacidad del defenestrado líder campesino, a quien retiró del cargo de la Liga de Comunidades Agrarias del Estado de México el propio Eruviel Ávila, es un tema que tiene sobre el tapete de su escritorio el señor Alfredo del Mazo Maza, quien en reuniones con personas de su clan de Atlacomulco hablan de fundadas sospechas de la falta de probidad y lealtad de Darío Zacarías y de Aarón Urbina, quienes de manera poco aseada condujeron el proceso electoral en sus municipios a través de sus testaferros.

En tanto en las oficinas del ayuntamiento de Acolman, empleados fustigan a personal del área de comunicación, la que dicen, ha convertido un par en una empresa familiar que no comunican, que no dan información de calidad y que se cobijan bajo los faldones de la titular de la secretaria de turismo del Estado de México, a quien como “orejas de perro” le reportan puntualmente cada uno de los pasos del ex presidente municipal acolmense Vicente Anaya y del mismo Zacarías Capuchino.

Mal sabor de boca provoca en empleados del ayuntamiento de Acolman la prepotencia y mal humor con que dirige aún Zacarías las labores de la administración. Mientras en las calles la inseguridad crece de manera exponencial día a día.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros