Sábado, Septiembre 23, 2017

Planetario en Puebla, ventana a la divulgación científica

MTI Texcoco Mass Media/ María Esther Venegas
Publicada: Julio 14, 2017

Foto del interior del Planetario.Pueblaguia//TEXCOCO PHOTO

Puebla, Puebla.- (Texcoco Press).- Ubicado en la zona histórica de los fuertes de Loreto y Guadalupe y a un costado del Centro Expositor, el Planetario de Puebla “Germán Martínez Hidalgo” abrió sus puertas en 1985 con el objetivo de divulgar la ciencia vinculada al universo a través de proyecciones de películas y actividades lúdicas, convirtiéndose en una de las instalaciones líderes en su tipo a nivel nacional.

Con el tiempo, el Planetario de Puebla ha sido objeto de cambios y remodelaciones, la principal en el 2011 con una inversión de más de tres millones de pesos, efectuada en el marco del 150 Aniversario de la Batalla de Puebla. Todos estos cambios apuntan a una renovación completa en cuanto al uso de tecnología, específicamente en uno de los principales atractivos, su domo o sala de proyección esférica con un diámetro de 23 metros.

Actualmente, este espacio en el que público de todas las edades ha disfrutado durante décadas proyecciones con temáticas científicas, contiene cerca de 300 placas de aluminio en la parte interior. Su primer sistema de proyección fue el Omnimax, con un lente tipo cóncavo en un formato de 70 milímetros. Asimismo, cuenta con otro sistema de proyección llamado gran horizonte, conformado por un par de proyectores de cinco mil lúmenes.

Esta sala tiene un espacio para 270 personas con asientos de ubicación isóptica que permiten al espectador una experiencia visual muy peculiar. El domo facilita al observador una visión de 180 grados horizontal y 123 grados en un plano vertical, algo que no es posible con una pantalla plana, pues se consigue un efecto de inmersión generado solo por el impacto de la imagen.

Al respecto, Roberto Rodríguez Llera, titular de la Unidad del Auditorio Metropolitano de Puebla y responsable de la implementación tecnológica en el Planetario, declaró en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que el planetario ha renovado su sistema de sonido por audio digital con efecto envolvente para que el espectador tenga la sensación de estar dentro de la película.

“El siguiente paso que daremos es el sistema de video digital, además de los enlaces vía Internet con presentaciones en vivo. Ahora la tecnología nos permite enlazarnos con un satélite, hacer una transmisión y escuchar, por ejemplo, la narración de un científico desde la estratósfera. Como el paso del meteorito C650 que pudimos observar este año en el Planetario. La gente se fue muy contenta con esta trasmisión que hicimos en dos funciones por la capacidad del domo”.

Rodríguez Llera destacó que el Planetario de Puebla forma parte de la Asociación Mexicana de Planetarios, y actualmente el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) promueve la Feria Internacional de Planetarios, y como parte de estos impulsos, se brinda capacitación para convertir los planetarios del país no solo en centros de divulgación sino en apoyo para la investigación, donde la comunidad científica pueda interactuar de manera multidisciplinaria.

Cartelera científica

Tradicionalmente el Planetario de Puebla suele ofrecer al público una o dos películas cada seis meses; sin embargo, estrechar colaboraciones con otras instituciones y organismos permitirá que su cartelera se diversifique y se proyecte mayor número de filmaciones y documentales al año.

Uno de los proyectos a largo plazo, y que ya rindió su primer fruto, es la producción de películas realizadas digitalmente por el propio Planetario; de hecho, actualmente se tiene en cartelera su primera edición titulada Las lunas de Júpiter, una animación en la que se describen las características de las más de 60 lunas.

“Esta es la primera proyección propia del Planetario y tiene una duración de 20 minutos. Adicionalmente también se trabaja con casas productoras como National Geographic, Entertainment Group o con material que producen instituciones como el Museo de Nueva York”, declaró para la Agencia Informativa Conacyt la directora de Unidades de Servicio de Convenciones, Angelina Gaspar.

La funcionaria añadió que la variedad de material de divulgación científica es amplia y que para aprovechar esta ventaja, el Planetario de Puebla ha firmado convenio con la Asociación Británica de domos (British Fulldome Association) que permitirá acceder a contenido de otros planetarios del mundo.

“Es una plataforma donde los planetarios suben su material para que pueda ser bajado de manera libre por otro planetario. El objetivo de esta asociación es el intercambio de material para la divulgación científica. Hay algunos que implican una cuota por la renta de seis meses o un año de las películas, pero la idea es invertir en un producto que posteriormente se pueda intercambiar con otros planetarios a nivel mundial”, declaró Angelina Gaspar.

Entre las películas que han tenido mejor aceptación entre el público del Planetario de Puebla destacan: El océano secreto de Jean-Michel Cousteau, Tiburones, Antártida, El vuelo de la mariposa monarca, entre otras producciones.

Esta actividad, además de la diversidad de aprendizaje lúdico que ofrece el Planetario de Puebla, permite que el número de visitantes vaya en aumento. Al respecto, Angelina Gaspar resaltó que semanalmente reciben a decenas de estudiantes a través de visitas programadas por las escuelas, mientras que los fines de semana familias completas acuden a disfrutar del Planetario, lo que se traduce en un promedio de 41 mil 760 visitantes, tan solo en lo que va del año.

Las colaboraciones

Como parte de las estrategias de crecimiento, el Planetario de Puebla mantiene vínculos con la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y con el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), con el objetivo de lograr que este espacio no solo se limite a la divulgación sino que también permita sinergias en materia de investigación.

Muestra de ello es el convenio que existe desde 2012 con el INAOE para que, con apoyo del domo, estudiantes se preparen para participar en las Olimpiadas de Astronomía.

“Una de las ventajas de este convenio con el INAOE es que se les presta el área, en específico el proyector Christie de 35 mil lúmenes para que se realice una simulación del cielo nocturno y puedan identificar los objetos celestes”, declaró en entrevista el director del Planetario, Luis Alfredo Arenas Pérez.

El Consejo Puebla de Lectura también mantiene colaboración con el Planetario para brindar talleres de física y química para niños y jóvenes, principalmente. También existe el proyecto para crear un Club de Astronomía y Robótica con apoyo del INAOE.

De igual forma, en la temporada vacacional se realiza un Verano de Ciencia Infantil para que los niños conozcan y aprendan de manera divertida conceptos básicos de física y astronomía mediante mesas interactivas, además de otras actividades.

Un paseo por el espacio simulado

Desde que el visitante entra en el planetario, la experiencia atrapa todos los sentidos mediante espacios bien delimitados que permiten jugar, tocar, escuchar, ver y hasta comer en un ambiente espacial simulado.

Su domo exterior representa al planeta Tierra que, a través de efectos lumínicos, permite al espectador conocer la rotación terrestre y observar penumbras y amaneceres. En la parte más alta, se puede observar a dos astronautas acercarse al planeta.

El lugar en sí representa un ambiente espacial con planetas flotantes y miles de estrellas decorando las paredes. Más adelante, en la base de una réplica a menor escala del transbordador espacial Atlantis, donde viajó el primer mexicano al espacio, Rodolfo Neri, se encuentra el área de exposiciones. Ahí se exhiben fotografías y fichas técnicas, por ejemplo, del trabajo que realiza el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano.

Posteriormente se encuentra la sala de interactivos, la más visitada por niños y jóvenes, donde a través de 16 juegos aprenden conceptos de física, astronomía y química en juegos con constelaciones, estrellas binarias, montajes para ser astronautas, efectos del cohete de hidrógeno, la maleta piroscópica, maniobras de acoplamiento y los mensajes no extraterrestres, por mencionar algunos.

El Planetario de Puebla también cuenta con un área de lectura que tiene el diseño de un módulo lunar, donde se guardan unos 300 ejemplares de divulgación y consulta de áreas como física, química, biología, astronomía y literatura.

“Parte del objetivo de la renovación del Planetario es generar diferentes actividades como talleres o exposiciones, para que los niños principalmente se acerquen a la ciencia, por medio de divulgación, además se pretende que el Planetario sea un espacio de consulta abierto. Estamos en constante renovación y actualizando nuestros mecanismos para que la gente se acerque al conocimiento”, concluyó el director del Planetario, Luis Alfredo Arenas.

CONACYT/DALIA PATIÑO

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros