Martes, Noviembre 21, 2017

El primer cardenal de El Salvador: “Francisco está destinado a una crítica feroz”

MTI/ Texcoco Mass Media/Juan Gabriel Cuevas P.
Publicada: Junio 26, 2017

El cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez. REUTERS//VATICAN//TEXCOCO PHOTO

  • En entrevista, Gregorio Rosa Chávez advierte que el Papa se toma con “grandísimo sentido del humor” las críticas y actúa como un hombre libre, que no se deja condicionar

CIUDAD DEL VATICANO.- (Texcoco Press).- Nunca antes se había verificado. Un cardenal, obispo auxiliar de un arzobispo sin birrete colorado. Esta situación, inédita, será realidad gracias a las sorpresas de Francisco. El Papa impondrá el cardenalato a cinco clérigos el próximo miércoles 28 de junio, durante un Consistorio Público en la Basílica de San Pedro. Entre ellos destaca Gregorio Rosa Chávez, auxiliar de San Salvador. En entrevista, el primer cardenal salvadoreño aseguró que su nombramiento lo debe al “obispo de los pobres”, Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980. Advirtió además una gran similitud entre él y Bergoglio, de quien reconoció: «es inevitable que lo critiquen».

¿Cómo se enteró de su nombramiento cardenalicio?

«Me enteré a las cinco de la mañana, cuando en Roma era la una de la tarde (del 21 de mayo). Una religiosa me llamó para darme la noticia, yo creí que era una broma, me explicó que era algo totalmente confirmado. Entonces me quedé con un largo silencio, desconcertado, abrumado. Tenía dos misas previstas para ese día: una donde monseñor (Óscar Arnulfo) Romero fue asesinado, la otra donde está su tumba. Pensé que era un signo de Dios: Romero detrás de esta historia. Desde entonces pienso que esto es un homenaje a él y lo voy a recibir en su nombre. Él mereció esto, Dios se lo dio antes cuando le dio la purpura de su sangre martirial. Eso me da a mi mucha paz, y también mucha tranquilidad».

¿Qué pensó entonces?

«Fue una sorpresa total porque no tenía ninguna señal previa que me indicara que esto podría pasar y aún sigo sorprendido. Pensé que no lo merecía, que era una gracia y una gran responsabilidad. Después me pregunté: ¿por qué el Papa lo hizo? Aún no tengo la respuesta objetiva a eso. He oído tantas cosas de la gente al respecto. Sé que Romero está detrás de eso, pero cómo y por qué, ya el Papa me lo dirá, no quiero adelantarme».

Usted será el primer cardenal salvadoreño, pero es obispos auxiliar, ¿antes había pasado?

«No, me lo acaba de confirmar el cardenal (Beneamino) Stella, es inédito. A mí me sorprende, porque eso quiere decir que nunca se habría podido pensar en esto que pasó, sólo en la mente del Papa pueden pasar cosas como estas».

¿Por qué el Papa quiso sorprender así?

«Esa es la pregunta y hay muchas respuestas que se han ido dando a nivel de la opinión pública, de los comunicadores y los obispos mismos. Aquí está detrás la Iglesia martirial de América Latina, una Iglesia que ha sufrido tanto, que ha tratado de ser fiel al pueblo de Dios en un momento difícil en muchos países. Eso sí lo tengo bastante claro. Yo no tenía escudo y tuve que mandar a hacer uno e incluí en él el elemento martirial, el elemento de Romero, porque creo que estas son las claves de lectura fundamental».

¿Qué hubiese pensado Romero?

«El cardenal (Carlo María) Martini en una carta pastoral habló de los cardenales que más influyeron en él, y habló de monseñor Romero, no por el título sino por su sangre. Esta idea me persigue porque cuando leí eso hace años me llamó la atención, pero ahora lo veo confirmado: cardenal Romero por tu sangre».

¿El Papa está reformando el Colegio Cardenalicio con estas sorpresas?

«Ya desvincular el cardenalato de una sede es una cosa totalmente revolucionaria, antes era obligatorio que tal ciudad debía tener un cardenal, eso quedó totalmente superado y es una revolución. Uno nota en sus discursos que quiere a su lado gente en la que pueda confiar y eso es una cosa que me asombra y compromete».

Es traer a Roma aire fresco…

«El Papa tiene el sueño de una Iglesia pobre y para los pobres, ese era el sueño de Romero, ambos tienen tremendas similitudes. Esa Iglesia de Romero, el Papa quiere que aparezca visible ante el mundo. Una Iglesia que estaba un poco en penumbras, él quiere que salga a la luz, es como salir de las catacumbas».

¿Hasta dónde llegará esta sacudida que está generando el Papa?

«El Papa tiene claro cuál es el sueño de Dios en este momento. Vivimos un mundo con tanta mala noticia, con tanta incapacidad de ser solidario, un mundo que levanta muros a cada rato, como en el caso norteamericano. Tender puentes es la gran ilusión del Papa; toca eso, ayudarle a construir los puentes. Sin eso no hay alegría posible, no hay paz ni un futuro digno para nadie. Todos vamos a perder si no somos constructores de puentes».

Pero todos reciben positivamente las sorpresas, ¿son inevitables las críticas?

«Ese elemento es totalmente inevitable, pero creo que nos vamos acostumbrando a una Iglesia más evangélica, que se ensucia las manos, se mete en el lodo de la gente más sufrida y lleva ahí esperanza, como Jesús. Todo esto es para la gente una gran esperanza, una gran alegría».

A Romero lo criticaron y hasta lo mataron, ¿el Papa corre el mismo peligro?

«Está destinado a la crítica feroz. Él lo sabe y lo toma con un grandísimo sentido del humor, no se hace problema, no le quita el sueño, eso es una gran lección para nosotros. Uno a veces se deprime porque no sabe leer más allá. Él mira más allá, a Jesús que va a adelante con los pies ensangrentados. Va a poner sus pasos en las huellas del señor que muchas veces no son de gloria, sino de sufrimiento. El Papa nos enseña a ver una cruz que se ilumina y da al mundo una esperanza, así de sencillo es el mensaje, así de actual y necesario en el mundo de hoy».

Entonces, ¿logra permanecer al margen de esas críticas?

«Efectivamente, es bonito que uno no se deje condicionar por las críticas, ser libre es muy importante y el Papa es un hombre libre, Jesús fue un hombre libre. Eso se necesita, personas que sean libres en Cristo».

VATICAN/ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros