Martes, Septiembre 19, 2017

Tlaxcala trata de personas con fines de explotación sexual

MTI/ Texcoco Mass Media/María Luisa Vázquez Rojas/J. Gabriel Cuevas P.
Publicada: Mayo 15, 2017

Sexoservidoras en un Lounge Party en un jardín tlaxcalteca. MIRANDA//SINTESIS//TEXCOCO PHOTO

TLAXCALA, México.- (Texcoco Press).- La noche del viernes en un bar cercano a la zona centro de la capital tlaxcalteca, “Willy”, (así pidió se le mencione), conversó acerca de la trata de personas, la cual ha saltado a los medios; e incluso, hay personas detenidas de este estado en la Unión Americano por ser un delito.

Es una práctica vieja de familias completas. Las más de las veces, los propios padres llevan a las hijas o hijos para que se metan en el negocio y puedan ayudarles con los gastos de otros hijos o solamente mejoren la casa y compren bienes como autos o camionetas. Así describe esta actividad el hombre que dice ser casado y haber procreado ya alrededor de nueve hijos con diferentes mujeres.

Saben que es un delito pero que es difícil de probar. “Hay los llamados tratantes de personas y los padrotes. - en esto hace mucho énfasis, por ello las cursivas en negritas – Hay diferencia, y mucha. Yo me considero un hombre que ayuda a las mujeres y hombres que desean hacer negocio con su cuerpo a través de la venta de placer. Yo las llevo, las coloco en sitios donde sé que estarán bien, me pagan por ese servicio y hasta ahí termina mi labor”. Comenta mientras apura un trago de agua mineral, y se engulle un puñado de cacahuates.

Abunda, “Los padrotes son los explotadores de mujeres. Las llevan a la calle, las meten a cuartos de hotel, las tienen en vecindades, las colocan en las banquetas; y ellos si cobran una cuota por cada cliente. Por lo general de cada cien pesos, el padrote se queda con sesenta o setenta pesos y la chava o chavo se queda con treinta, de donde tiene que cooperar para la renta del cuarto donde vive, pagar su comida, su ropa y otras necesidades. Yo eso lo veo como un delito más cabrón”.

Incremento en el sexoservicio

El “Willy” dice tener cuarenta años de edad, y dedicado al negocio desde hace veintidós años. “Ya no viajo a los Estados Unidos, solamente el trabajo se hace para lugares como Acapulco, Cancún, Playa del Carmen, Puerto Vallarta y últimamente, un poco para Querétaro. Por lo general son salas de masaje, agencias disfrazadas que  contratan scorts o servicio personalizado de relajación y esparcimiento. Algunos bares o antros también llegan a solicitar mujeres jóvenes y pues las chicas o chicos que deseen ir y reúnan ciertas características, son los que se van”.

“El costo varía. En promedio el solicitante paga entre 12 y 15 mil pesos por persona; la chica o el chico solamente pagan por el contacto y el traslado ocho mil pesos y cooperan para el viaje”. Apura otro trago de agua mineral; observa su móvil y se disculpa por tener que irse, le esperan en otro sitio.

A pregunta expresa de qué edad son las chicas y chicos que contrata y cuánto tiempo son los que duran en el oficio bien remunerados, responde, “Pues depende, está claro que son muy jóvenes; y duran máximo cinco años. Después deciden si continúan en ese oficio, entonces ellas y ellos buscan un padrote, o sencillamente se retiran y se dedican a otras cosas; pero por lo general, siguen en el oficio, aunque ya con ganancias muy pequeñas”.

El hombre se niega a dar más detalles de la edad de las personas que lleva a los centros turísticos y de los pueblos tlaxcaltecas donde se localizan lo que el llama los tratantes, y aclara: “tratantes, es decir negociadores, negociantes; los padrotes son otra cosa, a esos si, que los quemen”. Suelta una carcajada, mientras apura el agua mineral. Se despide con un apretón de manos y una sonrisa que deja ver la incrustación vidriada en unos de sus dientes.

Hacía la media noche, Joana*; quien fue el enlace para la conversación, ofrece una serie de datos sobre los lugares donde el sexoservicio se ha multiplicado en los últimos cinco años.

*Joana se dedicó al sexoservicio durante 15 años; actualmente trabaja en un negocio de comida rápida del Estado de Tlaxcala, conocedora de diversas personas dedicadas al negocio de la trata.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros