Lunes, Diciembre 18, 2017

CINVESTAV reconstruye historia y evolución del frijol común

MTI/ Texcoco Mass Media/Félix Elizalde
Publicada: Mayo 02, 2017

Una investigación de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav reconstruyó un modelo evolutivo que describe la historia del frijol común, Phaseolus vulgaris, en el continente americano. CINVESTAV//TEXCOCO PHOTO

IRAPUATO, Guanajuato.- (Texcoco Photo).- Una investigación de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav reconstruyó un modelo evolutivo que describe la historia del frijol común, Phaseolus vulgaris, en el continente americano. El modelo apoya el origen mesoamericano del frijol y reveló un evento de especiación (proceso por el que se forman las especies nuevas) sorprendente en la zona central de los Andes, descubriéndose así la especie hermana más cercana al frijol común.

El frijol común es la leguminosa de mayor consumo humano y representa 36 por ciento de la ingesta diaria de proteínas en México, por lo que conocer su historia y evolución es básico para la conservación de sus poblaciones silvestres, así como en los programas de mejoramiento del cultivo.

Alfredo Herrera Estrella, líder de la investigación, comentó que el P. vulgaris tiene la capacidad de compartir material genético tanto con especies silvestres como en mejoradas, hallazgo que apoyará en gran medida a realizar programas de mejoramiento genético dirigido y así contribuir al incremento de la productividad y disponibilidad de este cultivo.

El investigador explicó que regularmente se considera que el frijol es una planta autógama; es decir que se autopoliniza, por lo tanto se cree que difícilmente tiene material genético de otras especies. “Sin embargo, esta investigación demostró que existe transferencia de información genética entre poblaciones silvestres y domesticadas como resultado de hibridaciones o cruzas naturales”.

Por su parte Martha Rendón Anaya, co-titular de la investigación, explicó que este descubrimiento dilucida en gran medida la adaptación de la planta a varios climas y condiciones: “una de las consecuencias más interesantes es que hay muchos genes de resistencia al estrés biótico y abiótico, y eso permite que el frijol se adapte a diferentes climas en donde es introducido”.

La investigadora mencionó que para este estudio se secuenciaron 30 genomas de frijol comprendiendo 12 especies diferentes. Donde también se estableció que los procesos de domesticación que iniciaron hace alrededor de 10 mil años de manera paralela en Mesoamérica y los Andes afectaron un número importante de genes en común (599), lo cual explica que las variedades domesticadas compartan una serie de rasgos morfológicos de importancia agronómica.

Asimismo, el estudio logró identificar una especie hermana de P. vulgaris que previamente se había considerado su forma ancestral, “lo que nos llevó a predecir un modelo de cómo se ha desarrollado este frijol, dónde están sus ancestros y cómo se fue moviendo en el continente americano para después ser domesticado tanto en los Andes como en Mesoamérica”, indicó Herrera Estrella.

Para realizar este proyecto se estableció un equipo multidisciplinario que incluía la plataforma tecnológica de secuenciación y análisis informático más robusta de Iberoamérica, con la participación de grupos de investigadores de Argentina, Brasil, España y México, bajo la coordinación de Alfredo Herrera-Estrella.

Este equipo en una primera entrega de su trabajo, descifró el genoma completo de una línea de frijol mesoamericano, reportado en febrero del año pasado. Este proyecto ha permitido demostrar la capacidad de países iberoamericanos en materia de desciframiento genómico, y deja en claro el impacto que a futuro podrían tener la genómica y la biología computacional en problemas que atañen a nuestras vidas de manera muy importante, como seguridad alimentaria y contender con el cambio climático.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros