Lunes, Mayo 29, 2017

A Puerta Cerrada
“Morena busca organizarse”, el mensaje de Manzanilla
Jorge Rodríguez Corona

MTI/ El Sol de Puebla/Jorge Rodríguez Corona
Publicada: Abril 17, 2017

TEXCOCO.- Desde la dirigencia estatal del PAN y lo que queda del morenovallismo, que aún es mucho, deberían seguir con especial atención los pasos que da Fernando Manzanilla Prieto al interior del partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena.

Saber de su participación en el mitin de la Plaza de la Democracia celebrado el 18 de febrero debió encender las alarmas en la presidencia del blanquiazul, y así ocurrió, pero más lo tendría que haber logrado el hecho de que en los días posteriores a ese acto público se confirmara el fichaje de Manzanilla como uno de los principales operadores de Morena en territorio poblano.

Manzanilla Prieto, ex titular de la Secretaría General de Gobierno y cuñado del ex gobernador Rafael Moreno Valle, con quien tiene serias y evidentes diferencias, es uno de los personajes encargados de preparar la estructura electoral de Morena para los comicios de 2018 en el estado.

El ex funcionario y (¿aún?) militante panista quiere ser candidato, no a gobernador, como se ha especulado, sino a senador, lo que podría llevarlo a competir de manera directa con Moreno Valle, en caso de que este no consiga hacerse de la candidatura presidencial en el PAN.

Pero más que eso, lo que muestra la inclusión de Manzanilla como operador de Morena es el deseo de algunos dirigentes de este partido político (¿acaso López Obrador?) por ordenar y organizar a sus seguidores.

Al margen del resultado electoral obtenido en Puebla, que en 2012 le fue positivo, en las dos contiendas presidenciales en las que ha participado como candidato López Obrador ha carecido de una estructura confiable y medianamente efectiva para hacerle frente a sus rivales.

Las pasiones que el ‘Peje’ levanta en un amplio sector de los electores no han sido suficientes para llevarlo a Los Pinos, y eso se debe, en parte, a la inexistencia de un ejército de operadores que lo respalden en tierra el día de los comicios.

En Puebla, pese a la exaltación de los ánimos, Morena parece no tener ni pies ni cabeza.

Ni Gabriel Biestro, ni Rodrigo Abdala, ni José Juan Espinosa han podido tejer una red que trabaje, y trabaje bien, en favor de la causa del jefe de todos ellos.

Por eso es interesante lo que sucede tras bambalinas con Manzanilla.

O más, lo que pretenden quienes lo han reclutado.

El cuñado de Moreno Valle puede ser cuestionable como candidato.

Una estrategia discursiva que apele a la felicidad, cuando la gente está más preocupada por satisfacer necesidades elementales como comida y vestido, o invite a los electores a presenciar sus aburridas jornadas de lectura del pasado, puede no darle muchos votos.

De hecho, no se los dará.

Como estratega de campaña, en cambio, el asunto es distinto.

Manzanilla tiene colgadas varias medallas en este terreno.

Con su experiencia podría ayudar a ponerle pies y cabeza a esa masa amorfa que ve en Morena la respuesta a su desencanto por otros partidos políticos.

Puede que no lo consiga, que el reto supere sus capacidades personales y las de todo el grupo que ha decidido sumarse a ese instituto.

Ese no es el punto relevante por ahora.

Lo importante es que esta vez hay más cabezas pensantes en torno al ‘Peje’ que en otras contiendas.

Y eso le subirá el nivel a la competencia en Puebla.

***

El autor de esta columna se tomará unos días de vacaciones.

Estará de vuelta a finales de abril.

@jorgerdzc
jorgesolpue@hotmail.com  

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros