Lunes, Julio 24, 2017

Texcoco apertura Bendición de las Palmas la Semana Mayor

MTI/ Texcoco Mass Media/Claudia Gutiérrez
Publicada: Abril 09, 2017

Inicio de la misa del Domingo de Ramos impartida por el obispo de Texcoco, Juan Manuel Mancilla Sánchez. TEXCOCO PHOTO

Agrandar esta imagen

El obispo de Texcoco y los 12 apóstoles en el presbiterio de la catedral. TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, México.- (Texcoco Press).- “Las Armas de Jesús son sus palmas, los niños y su fe no tiene violencia” dijo el Obispo de Texcoco Juan Manuel Mancilla Sánchez durante la misa y bendición de palmas este Domingo de Ramos de la Pasión del Señor en la Catedral de Texcoco dedicada a la Inmaculada Concepción de María.

Como inicio de la Semana Santa, una multitud de texcocanos y vecinos de pueblos cercanos llegaron a la catedral del municipio para celebrar el domingo de ramos, todos con una palma en sus manos se acercaban para poder recibir la bendición del Obispo y escuchar el mensaje de amor y esperanza que trae consigo la muerte y resurrección de Jesucristo.

A la llegada del Obispo a la catedral, las campanas comenzaron a repicar y en la iglesia el coro cantaba Viva Cristo Rey acompañado por los creyentes ahí reunidos, al paso del Monseñor Juan Manuel Mancilla caían gotas de agua bendita a las palmas y la gente se empujaba entre sí para lograr recibir la bendición; una vez en el presbiterio, junto con 12 apóstoles inició la homilía.

Durante la misa se leyeron pasajes que hablan sobre la Pasión de Cristo, la última cena, la traición por parte de Judas Iscariote, la aprensión en Getsemaní hasta su muerte en la cruz, para que el próximo domingo se hable sobre la resurrección.

En su mensaje el Monseñor Juan Manuel expresó que es “necesario pedir por los migrantes, la familia de los migrantes, los enfermos y todos aquellos que sufren de depresión para que encuentren el camino que los llevará a Dios” además de pedir por que termine la violencia y exista el perdón entre todos.

Al término de la misa el obispo ya no volvió a bendecir palmas porque lo hizo al inicio aunque mencionaron que quien quisiera o le faltara podía salir por las puertas laterales del templo y ahí estarían los diáconos auxiliando para que todos tuvieran agua bendita en sus palmas

El domingo de ramos conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén cuando una multitud lo recibió con hojas de palma, las personas creían en sus enseñanzas  y ahora, con esta ceremonia, da inicio lo que se conoce como Semana Mayor, que rememora el proceso de crucifixión del hijo de Dios en la tierra para el perdón de los pecados de la humanidad.

Cabe mencionar que desde el viernes por la tarde en la calle Fray Pedro de Gante había puestos que vendían las palmas desde $10 pesos hasta los $30, siendo las de mayor precio las que utilizan los apóstoles.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros