Lunes, Septiembre 25, 2017

Cumple 70 años Elton John, "nunca tan feliz"

MTI/ Texcoco Mass Media/Alberto Durero Gijón
Publicada: Marzo 24, 2017

Elton John durante un show en Lisboa. ANSA//TEXCOCO PHOTO

LONDRES.- (Texcoco Press).- Sir Elton John cumple mañana 70 años y puede festejar más de medio siglo de una de las carreras más exitosas en la historia de la música popular.

    La lista de honores obtenidos, sin contar el título de "Sir", es bien larga: más de 300 millones de discos vendidos, récords de permanencia en los rankings, premios como el Tony, el Grammy, el Kennedy Center Honors y el Oscar en 1995 por "Can You Feel The Love Tonight", tema principal del film "El rey León", escrito con Tim Rice.

    El musical basado en el film, no hace falta decirlo, es el más visto de la historia entre Broadway y el West End. "Candle In The Wind", tras sonar el funeral de su amiga Lady Diana, se convirtió en el simple más vendido de todos los tiempos: 33 millones de unidades, con los ingresos destinados a beneficencia.

    Una vida extraordinaria, en la que tocó en todas partes del mundo. En los años de la Cortina de Hierro fue uno de los primeros en presentarse en Moscú, se reunió con celebridades de todo el mundo y colaboró con sus principales colegas.

    Fue un ícono del exceso y una estrella del glam, corrió el riesgo de morir por sus malas costumbres y se convirtió en símbolo de la lucha contra el sida, la defensa de los derechos de los homosexuales (desde 2014 está casado con David Furnish, su compañero desde 1993), derrotó la bulimia y la neurosis del gasto, que lo llevó a gastar más de un millón de libras al mes en sus peores períodos. Reginald Kenneth Dwight, su verdadero nombre, fue un niño prodigio y alumno de los cursos de piano de la Royal Academy of Music de Londres. El verdadero cambio se produjo en 1967, tras responder a un anuncio publicado en el New Musical Express por el responsable artístico de una casa discográfica en busca de autores.

    Al mismo anuncio respondió Bernie Maupin, el letrista con el que formó una de las alianzas más felices de la historia de la música.

    Ambos comenzaron escribiendo para otros artistas, y a partir de los años 70 crearon juntos una serie de obras maestras que hicieron de Elton John una estrella mundial y le abrieron las puertas de la historia: "Tumbleweed Connection", "Honky Chateau", "Don't Shoot Me I'm Only The Piano Player", "Goodbye Yellow Brick Road", "Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy". La lista de sus hits es impresionante: además de los ya citados, no se puede no recordar "Your Song", "Saturday Night's Allright for Fightining", "Don't Let The Sun Go Down On Me", "Don't Go Breaking My Heart", "Sorry Seems To Be The Hardest Word", "Part-Time Love", "I'm Still Standing", "Sad Songs". Elton John construyó su clamoroso éxito con canciones que tienen raíces en el rock y la música negra, con un rico tejido armónico pero una vocación superpop, y que rota en torno a su virtuosismo como pianista.

    Precisamente su modo de tocar el piano, a mitad de camino entre Jerry Lee Lewis y Liberace, fue en sus años de oro el centro de sus shows para hiperadrenalínicos.

    Entre gafas increíbles, sombreros exagerados, plumas, boas y zapatos que hacen parecer el calzado de Lady Gaga como sandalias franciscanas, Sir Reginald puso en marcha una epopeya glam y arrolladora que corrió el riesgo de arruinarle primero la voz y luego la vida.

    Y logró salir a lo grande, alcanzando un status superior, precisamente por su empeño en beneficencia, la ayuda constante de sus amigos y colegas en problemas con las dependencias y su papel de defensor de los derechos de los gays.

    Además del arte, la fotografía -es al parecer uno de los coleccionistas privados más importantes del mundo-, las casas, los vestidos y obviamente la música, su gran pasión es el fútbol.

    En 1976 compró su equipo del corazón, el Watford, que estaba en tercera división. Como propietario presidente lo llevó a la Premier League hasta llegar a la final de la FA Cup gracias a los goles del legendario Luther Blissett. Tras vender el equipo, en 1997 volvió a comprarlo. Como los grandes de su generación, sigue en plena actividad y goza de uno de los patrimonios más consistentes de Gran Bretaña.

    "Todavía estoy interesado en mirar hacia el futuro, con lo que creo, mis colaboraciones y descubriendo el trabajo de otras personas. Creo que la edad es irrelevante, hay que tener nuestras mentes conectadas y curiosas hacia lo nuevo", afirma.

    Mañana, tendrá en su honor en Los Angeles una fiesta donde participará entre otros Lady Gaga. "Me siento feliz de usar mi popularidad para llevar atención sobre las injusticias del mundo, y busco ayudar donde puedo. Mi vida nunca fue tan feliz como ahora", concluye Sir Reginald.

ANSA/ANOTO

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros