Domingo, Mayo 28, 2017

Texcoco analiza Brasil Acosta papel de la mujer

MTI/ Texcoco Mass Media/Juan Gabriel Cuevas P.
Publicada: Marzo 11, 2017

Brasil Acosta, expuso que el sistema capitalista tiene un fuerte componente machista. TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, México.- (Texcoco Press).- En un análisis en torno al papel de las mujeres dentro de la sociedad, el economista y catedrático de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), Brasil Acosta, expuso que el sistema capitalista tiene un fuerte componente machista.

“El capitalismo tiene un fuerte componente machista cuyo origen procede del nacimiento de la propiedad privada que provoca la monogamia para garantizar la primogenitura y, por lo mismo, la herencia garantizada a miembros de la misma familia”.

Explicó que cuando los intereses del capital cambian y requieren de la mujer para dividir a la sociedad, para incorporarla al trabajo, para que sea consumidora o cuando se le necesita como factor de división al interior de la familia “el capital se quita la máscara y abre sus puertas a tortuosas jornadas de trabajo con una paga menor que la del  hombre”.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala en sus estudios que la mujer mexicana es de las que más horas trabaja en el  mundo, con un promedio de 12 horas diarias, más las tareas que le corresponden del hogar, que no son monetarias.

Detalló que  la actitud del sistema capitalista ante el trabajo de la mujer y de los niños en la fábrica está ampliamente explicado en la obra cumbre de la historia de la economía El Capital de Carlos Marx,  pero existen otros ejemplos actuales como el caso de los campos de cultivo en varias partes de México donde las agroindustrias contratan mujeres que utilizan como mano de obra para empaquetar verduras con pagas injustas y jornadas extenuantes.

Agregó que más allá de sumar derechos y garantías para hombres y mujeres el sistema ha promovido una guerra de géneros que ha provocado una división en la sociedad para que ahora oprimidos se vuelvan opresores.

En este sentido puntualizó: “El principio racional que debe privar es el que plantea el socialismo: no se puede tratar igual a lo desigual y de cada cual según su capacidades y a cada cual según sus necesidades. De esta manera, el interés humano debe ponerse por encima de todas las cosas y no el interés económico mezquino y egoísta que hoy priva y que promueve el capitalismo. El mejor derecho que se puede defender a favor de la mujer es el derecho de organizarse para luchar por la construcción de una sociedad más justa, más equitativa, más democrática y soberana para todos”.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros