Lunes, Marzo 27, 2017

Texcoco toman alcohol menores de edad en fiestas "privadas"

MTI/ Texcoco Mass Media/Patricia Acosta/Gabriel Cuevas
Publicada: Marzo 06, 2017

El consumo de las bebidas embriagantes se incrementa en jóvenes. FERNANDO GAVILÁN//TEXCOCO PHOTO

Agrandar esta imagen

Jóvenes ingieren bebidas embriagantes sin límite alguno. FOTO EL ARGUENDE//TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, México.- (Texcoco Press).- Desde los albores del 2012 se denuncian fiestas en casas, terrenos a la orilla de diferentes poblados o edificaciones abandonadas en Texcoco, México y municipios circunvecinos.

Independiente de la venta a alcohol o enervantes en esa fiesta, lo grave es la presencia mayoritaria de menos de edad, quienes los fines de semana se convocan a través de las redes sociales para encontrarse en algún punto de la periferia, e incluso en algún barrio de la Cabecera Municipal.

Elementos de la policía estatal, han denunciado el incremento de estas fiestas; sin embargo, aseguran que los policías preventivos no intervienen.

En la población de la Resurrección en una vivienda al interior de uno de los callejones algunos viernes desde la tarde noche se reúnen más de 30 jóvenes, hombres y mujeres, la mayoría estudiantes de secundaria, quienes ingieren bebidas embriagantes sin límite alguno.

En Huexotla, Cuautlalpan, Coatlinchan, Tocuila y San Miguel Tlaixpan, las fiestas han crecido en número de lugares de reunión y de menores de edad que concurren.

Directivos de escuelas secundarias han lanzado la voz de alerta a los padres de familia, no se atreven hacer la denuncia pública porque se dicen amenazados; en otros casos, los mismos directivos solapan estas conductas dada la corrupción que priva en su medio.

“La fiesta es el viernes en la tarde, ya a las ocho o nueve cada quien a su casa. Si tomamos pero no tanto, alguno que otro si se pierde, pero no pasa nada”, dice Carmen “Z” estudiante de bachillerato y que es una de las organizadoras de fiestas, “para quien quiere ir, a nadie se le obliga” termina.

En Salitrería, frente a la Universidad Autónoma Chapingo, hay espacios donde los estudiantes de preparatoria de esa casa de estudios consumen ingentes cantidades de cerveza y bebidas alcohólicas sin freno, a la que también asisten menores de edad de otros instituciones de secundaria cercanas.

De acuerdo a vecinos de San Miguel Tocuila, las patrullas no hacen nada porque se celebran en casas, por tanto no pueden intervenir.

“En esa casa, - señala una vivienda a unas cuadras de la delegación – los viernes en la tarde se reúnen más de cincuenta muchachos y muchachas, oyen música, toman y quién sabe que más hagan, pero es una casa y la policía no puede hacer nada, los delegados tampoco, y hace dos o tres años eran protegidos por un señor que según era muy influyente en la presidencia. Tal vez sí, porque nunca se asomaron siquiera las patrullas”, dice una atribulada mujer mientras espera a sus hijos a la puerta de su vivienda.

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros