Domingo, Mayo 28, 2017

Carolina de Mónaco, 60 años de elegancia

Nicolás Maldonado Meraz para Alianzatex
Publicada: Enero 24, 2017

Agrandar esta imagen

Carolina de Mónaco, 60 años de elegancia. ANSA//TEXCOCO PHOTO

MONACO.- (Texcoco Press).- Carolina de Mónaco, la "perla" de ese Principado, heredera natural de la gracia y de la elegancia de la madre Grace Kelly, cumplió 60 años.

    Amada por los monegascos, representa el símbolo de la vida glamorosa, aunque también dramática, de los Grimaldi. Los años parecen no haber alterado su belleza y es la reina de la cita más prestigiosa del Principado, el "Baile de la Rosa", además de presidenta de la fundación benéfica de la madre. Si bien es el hermano Alberto el que reina, Carolina tuvo y tiene aún un rol de todo especial en el Principado: fue el recuerdo viviente de la madre al lado de Raniero después de la trágica muerte de Grace en 1982.

    Su presencia, firme pero discreta, al lado del anciano soberano contrabalanceó la exuberancia y el estilo de la hermana rebelde, Estefanía. Casada a los 21 años, volvió a contraer matrimonio a los 27, enviudó a los 33 y pasó una vez más por el altar a los 40.

    Siendo muy joven se casó con el playboy Philippe Junot. Se separaron y después Carolina dio el "sí" al hombre de su vida, Stefano Casiraghi.

    Con el campeón mundial de off-shore tuvo a Andrea, Charlotte (que se le parece de modo impresionante) y Pierre. Luego, en 1989, la lancha "Pinot di Pinot" de Casiraghi sufrió un accidente a 200 kilómetros por hora durante el Gran Premio off-shore de Monaco.

    Tras una larga viudez, tuvo una sola "historia de amor" verdadera - con el actor Vincent Lindon- hasta que en 1999 contrajo nupcias con Ernest Auguste de Hannover, un noble alemán. Alexandra es la hija fruto de esa relación.

    En 2005 la princesa afrontó una de las pruebas más duras: a pocas horas de la muerte de su padre también su marido fue internado de urgencia, en estado de coma, y el mismo Principado, siempre muy prudente, habló de una situación crítica.

    Pese a las tragedias vividas, Carolina ha llegado a los 60 con la serenidad de quien sabe que ha cumplido con su deber y su compromiso con Mónaco.

ANSA/ANOTO

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros