Jueves, Julio 20, 2017

La música nunca se debe tocar por tocar: Laurence Dreyfus

Nicolás Maldonado Meraz para Alianzatex
Publicada: Enero 19, 2017

Agrandar esta imagen

CULTURA//TEXCOCO PHOTO

CIUDAD DE MÉXICO.- (Texcoco Press).- “A veces se puede tener la sensación de que la música está al servicio del texto. No es cierto. La música dice más o difiere de lo que dice el texto”, esa fue una de las aseveraciones que el violagambista estadounidense Laurence Dreyfus expresó en la clase magistral que impartió en la Escuela Superior de Música del INBA, ubicada en las instalaciones del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Una sesión llena de consejos, enseñanzas y ejemplos para la ejecución de la música de Johann Sebastian Bach, ofreció el fundador del grupo Phantasm, quien trabajó con jóvenes instrumentistas y cantantes, divididos en seis grupos.

Con duración de tres horas, la clase magistral consistió en que cada uno de las agrupaciones ejecutará una pieza del compositor alemán, para luego de escucharlos, el músico y director comenzara a hacer recomendaciones sobre la intención, tonalidad y fraseo que deberían realizar los instrumentistas para lograr una interpretación virtuosa, con sentimiento y naturalidad.

A los jóvenes estudiantes, la mayoría de la Escuela Nacional de Música, Laurence Dreyfus les explicó la importancia de la comunicación dentro de una agrupación musical, y los invitó a siempre interpretar y sentir la música, pues ésta nunca se debe “tocar por tocar”.

A los nueve jóvenes que interpretaron el movimiento allegro del Concierto de Brandemburgo nº 4, les señaló la importancia de mantener la comunicación presencial y visual, y el de prestar atención en los finales de las piezas con el fin de realzarla.

El miembro honorario de la Academia Británica desde 2002, indicó que el ejecutante siempre debe identificar quién es el que habla en una obra (personaje) y aconsejó una técnica que debe practicarse frente a un público: tener conciencia.

“Cuando nos equivocamos pensamos: ah, ya me retrasé, ya me equivoqué. Somos terribles con nosotros mismos, los músicos sufrimos mucho por ello. Debemos concentrarnos en la respiración y disfrutarlo, sentirán la relajación, y eso sólo se puede practicar frente a un público. El trabajar con los nervios toma algunos años”, comentó.

El contratenor Rubén Berroeta, alumno del último año en la ESM, compartió en entrevista que tuvo muchos nervios al cantarle a Dreyfus dos piezas de Bach, mismos que desaparecieron un poco, esto gracias al trato que le dio el artista al momento de darle indicaciones y consejos.

“Planteó todo de manera sencilla, dijo muchas cosas de manera clara. El que diera esta clase magistral me gustó porque nos dio un lugar especial a los cantantes. Me llevó cosas importantes, principalmente el asunto de enfocar las ideas y el concentrar la energía en el canto.

“Mi problema más notorio fue la afinación, siguiendo sus indicaciones obtuve una línea de canto mucho más afinada. Con esta clase tengo más idea de cómo estudiar mis piezas. Me dejó en claro que es más importante la parte del proceso, por lo que no sólo es preocuparse en lo que se oye”.

El intérprete de 29 años confesó que de parte de Laurence Dreyfus sintió un trato de colega. “Me dio tips del corazón. Me ha pasado que ha sido un poco prepotente la manera en la que me empiezan a abordar en clases o cursos. Esto fue una oportunidad increíble, aquí en México no hay muchos especialistas en música antigua, que llegué alguien así es una joya”.

La flautista Cecilia Isabel Galindo, estudiante del cuarto de licenciatura en la ESM en la Academia de Música antigua, dijo quedarse con el aprendizaje de que aunque la música de Bach es universal, lo que tiene que sobresalir es la música en sí y el trabajarla para hacerla aún más bella. “Me quedo con el consejo de que independiente de la técnica y de que una pieza sea bella, uno debe de ponerle esa cerecita al pastel, eso es lo que hace la diferencia”.

Sobre Dreyfus, comentó su vista fue una oportunidad muy importante, más al ser una figura especializada en música barroca y en Bach. “Que llegara un especialista fue una emoción grande, mis compañeros y yo estábamos nerviosos. Creo que fue algo muy bonito que fuera accesible y nos tratara como colegas, uno como estudiante se siente en confianza para preguntar, en general, siento, estamos felices y agradecidos de que haya venido”, expresó Cecilia Galindo.

Bajo la dirección de Laurence Dreyfus, el consort de violas de gamba Phantasm ofrecerá el concierto Las perlas de la polifonía, el jueves 19 de enero, a las 19:00 horas, en el Auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes, ubicado en Río Churubusco 79, esquina calzada de Tlalpan. Entrada libre.

DAF/ANOTO

© 2017 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros