Domingo, Julio 23, 2017

El narco mexicano se mete en su cabeza

MTI/ El País/Elena Reina
Publicada: Agosto 17, 2016

El elenco de la radionovela durante una entrevista. CHRISTIAN PALMA//EL PAÍS//TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO, Estado de México.- (Texcoco Press).- Uno puede haber visto todas las series y telenovelas sobre narcotráfico, pero las balas no habían traspasado la pantalla chica y se habían colado en su cabeza. Hasta ahora. Ese secreto lo guardaba la radio. Bienvenido a la vida peligrosa es una serie de ficción hecha sin cámaras, escrita por Arturo Pérez-Reverte y adaptada al "mexicano norteño" por uno de los cineastas más importantes del país, Guillermo Arriaga. Una radionovela sobre las andanzas de un aburrido profesor español que quiere asomarse al precipicio. Y un género viejo que pretende reinventarse.

Bienvenido a la vida peligrosa es la primera radionovela mexicana de la plataforma online de Prisa Radio, desde donde se podrán descargar los capítulos a partir del 26 de noviembre. La historia trata sobre Jaime, un profesor español de filosofía que aterriza en la localidad ficticia de Ciudad Jiménez, ubicada en el norte de México.
El oyente tiene más
posibilidades de
intervenir que en una
serie de televisión, tiene
que crear las imágenes
en su cabeza
Juan Echanove

El protagonista, interpretado por el actor Juan Echanove —ganador de dos premios Goya y conocido también por su papel de Miguel Alcántara en Cuéntame cómo pasó— se encuentra en la difícil situación de hacerle un favor a un poderoso narcotraficante, Candelario Quintana, representado por Rafael Amaya. Jaime tiene que darle clases al hijo del capo para que apruebe un examen al día siguiente. "Y a partir de ahí, pasa las 48 horas más emocionantes de su vida", explica Echanove en una entrevista para este diario.

La adrenalina de la ficción traspasaba los micros, cuentan los protagonistas. La radionovela ha supuesto un reto para los intérpretes, acostumbrados a trabajar frente a una cámara, y para un director de cine que jamás había trabajado en un proyecto así. "El actor vive de la acción-reacción, en este caso fue muy difícil porque aquí no veíamos más que una pantalla y un texto, teníamos que imaginarlo todo", cuenta la actriz Cristina Rodlo, que da vida a una bailarina de estriptis que encandila al maestro. Y ahí está lo "mágico", coinciden: "El oyente tiene más posibilidades de intervenir que en una serie de televisión, tiene que crear sus propias imágenes en su cabeza", apunta el actor español.

Echanove se imagina al que escucha sonriendo desde su casa. "La historia escrita por Pérez-Reverte con el punto de Arriaga, ha permitido que hagamos no una comedia, sino una historia dramática con un enorme sentido del humor. Pero uno muy absurdo", apunta el actor.

— Prepare al chico sobre Heráclito, porque es lo que mañana le van a preguntar.

— Y si han amenazado al profesor para que les diga las preguntas del examen, ¿por qué no lo han amenazado para que lo apruebe?

— Porque yo soy un hombre de principios.

Aunque Arriaga nunca había sido partidario de hacer una comedia sobre un tema tan peliagudo, reconoce que la trama está plagada de escenas irónicas que retratan lo surrealista de la violencia. "Teníamos claro que este tema no es algo con lo que podamos bromear. Pero el humor a veces nos ayuda a sobrellevar esta situación pesada. Simplemente es una válvula de escape", explica el director.

Los actores mexicanos que participan en la obra son casi todos norteños. "No es sólo por el acento, quería a gente con las vivencias del narcotráfico. La violencia no es un juego para ellos", apunta Arriaga. "Es tan real como la vida misma, es lo que he visto desde chiquito en las calles de mi pueblo, en las noticias. Mi país se desangra y lo único que puedo hacer como cuentacuentos es contarle al mundo lo que está pasando y poner mi granito de arena", explica Amaya, conocido también por su papel del narco de narcos en El Señor de los cielos.

A Jaime y a don Candelario los une la casualidad. "Son personajes cotidianos, solo que las circunstancias históricas traen a gente inesperada al frente de los acontecimientos", explica Arriaga. Y, así, el profesor y criminal se convierten en cómplices. Echanove revela entre risas uno de los dilemas de la trama: "Al final uno no tiene claro si desearía que realmente le ocurriera algo así o que no le pasara nunca".

© 2016 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros