Lunes, Marzo 27, 2017

Texcoco - Pirámides nuevos obstáculos en construcción de autopista

MTI/ Texcoco Mass Media/Francisco Gamaliel
Publicada: Abril 14, 2016

Campesino viigla que topógrafos no entren a sus terrenos. @VK//TEXCOCO PHOTO

Agrandar esta imagen

Campesinos retirarn estacas de sus terrenos en ejidos de Atenco. @VK//TEXCOCO PHOTO

TEXCOCO.- (Texcoco Press).- Texcoco volverá a ser caja de resonancia de las protestas que encabeza Ignacio del Valle Medina, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), grupo que opone, dicen ellos, a que sus tierras sean invadidas por el paso de la autopista Pirámides – Texcoco – Pirámides.

Sin embargo, a pesar que en el discurso, y más como una manera de chantaje, muy propio de los experredistas y ahora identificados con el partido Morena, dicen impedir la construcción del aeropuerto desde la presidencia municipal de Texcoco, ninguno de los asalariados del ayuntamiento asoman la nariz, siquiera para ver que sucede. Atenco se queda solo.

De acuerdo al despacho del periódico que encabeza Carmen Lira, La Jornada, integrantes FPDT de San Salvador Atenco realizaron ayer una caravana y quitaron cientos de estacas que topógrafos y otros trabajadores colocaron en sus ejidos para trazar la autopista Pirámides-Texcoco, que atravesará sus tierras para conducir al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Los campesinos mantienen un campamento en la zona ejidal de Atenco, en los cerros de Huatepec y Tepezingo. Ahí hacen guardias y con binoculares vigilan para evitar que peones y topógrafos entren a sus tierras.

Temprano, una caravana de ejidatarios del FPDT partió hacia sus campos de cultivo y recorrió los linderos entre la zona federal donde se edifica el aeropuerto y el área ejidal.

Pasaron por los ejidos de Atenco, Francisco I. Madero y Tocuila, donde los trabajadores colocaron cientos de estacas de madera para delinear el trazo de la autopista. Los campesinos quitaron la mampostería y los señalamientos, y los llevaron a su campamento.

“Hace varios meses detectamos que colocaron palos y varillas coladas con cemento para señalar el recorrido de la autopista –dijo Ignacio del Valle Medina, uno de los dirigentes del FPDT–. Estos señalamientos están a lo largo de más de 15 kilómetros de los ejidos”.

Del Valle Medina sostuvo que la incursión de elementos del Ejército Mexicano para custodiar a los trabajadores que el martes fueron expulsados por los ejidatarios fue una provocación.

Apuntó que el FPDT y su equipo jurídico cuentan con cinco recursos legales contra la construcción del aeropuerto y para defender sus tierras, los cuales han sido violados por las autoridades.

El secretario general de Gobierno, José Manzur Quiroga, advirtió que el progreso de la entidad no se detendrá por un grupo pequeño, respetable, pero minoritario. No podemos detener el progreso del estado más importante del país, afirmó.

Afirmó que la incursión de soldados para proteger a los topógrafos que trabajan en los ejidos de San Salvador Atenco cumple con la ley, porque los terrenos son federales, estatales o se expropiaron y pagaron.

El gobierno federal comenzó hace casi dos años la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, que conectará el corredor México-Tuxpan con el nuevo aeropuerto. En septiembre de 2015 abrió a la circulación el primer tramo de cuatro kilómetros que une Acolman y Tezoyuca, para lo cual expropió terrenos y derribó viviendas. Aún falta construir 13 kilómetros.

Según las autoridades, en la autopista se invertirán mil 700 millones de pesos. La vía medirá 17.1 kilómetros, con dos carriles por sentido. Se estima que tendrá un aforo de 10 mil vehículos diarios y beneficiará a los municipios de Ecatepec, Otumba, Teotihuacán, Acolman, Tezoyuca, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Texcoco. Se prevé terminarla en agosto.

A este despacho contribuyeron los periodistas Javier Salinas y René Ramón del diario La Jornada

© 2016 MALDONADETTI

Copyright 2007 Maldonadetti Trust Inc. Ltd | Política de Reserva | Escríbenos | Trabaja con nosotros